Amarre para seducir a un hombre

Amarre de amor para seducir a un hombre

Amarre para seducir a un hombre

Muchas de nuestras lectoras me han hecho la misma pregunta: ¿Cómo seducir a un hombre? Habitualmente es que en estos casos, ya han probado varios tipos de amarres y todavía no tienen resultados que querían, por lo que decidí escribir un artículo detallando paso a paso cómo seducir a un hombre, qué hacer exactamente, qué pasos pueden fallar y que los elementos son esenciales para garantizar el éxito del hechizo.

Cuando se describe cómo seducir a un hombre es de vital importancia conocer los atributos de la persona sujeta al hechizo y su relación con quien realiza el hechizo. Tengo que dejar claro desde el principio que es imposible llevar a cabo un hechizo exitoso para una persona que no se conoce en la vida real. Si no, el mundo estaría lleno de celebridades enamoradas de completos extraños! En caso de no tener ningún tipo de vínculo con la persona deseada se necesita primero un hechizo de acercamiento, lo que facilita la oportunidad inicial de conocer.

Una vez aclarado esto, para saber seducir a un hombre hay que saber qué elementos están más ligados a la esencia de esa persona. Esta es posiblemente la parte más importante y que decidirá el éxito o fracaso del hechizo. Es necesario tener un elemento físico palpable que contenga la esencia de la persona.

Lee también: amarres de amor efectivos y rápidos con foto

La manera más fácil de conseguir ese elemento puede ser una pieza escrita, una prenda de vestir, un pedazo de pelo o una fotografía, pero eso no significa que sea la manera más efectiva. La mayoría de los elementos personales y los elementos vinculados a la esencia de la relación son más eficaces. Por ejemplo, una carta personal manuscrita por la persona sujeta al hechizo es más eficaz que la firma de un recibo de compra, una prenda íntima es más eficaz que una foto o cabello. Sin embargo, los elementos más efectivos son los relacionados con la sexualidad del objeto del hechizo. La cuestión de cómo seducir a un hombre, muchos manuales de brujería sugieren el uso de un tejido que contiene la semilla del hombre buscado, una prenda utilizada por él durante las relaciones sexuales. Este tipo de elementos se atan para ser bastante eficaz y que la persona sujeta a él es completamente adicta a quien lo realiza. Sin embargo, en muchos casos son imposibles de lograr o asegurar su membresía a la persona deseada.

Cómo seducir a un hombre

Una vez que tienes la prenda íntima, el siguiente paso para seducir a un hombre es hacer un pequeño ritual de sujeción alrededor del objeto. Para la realización del hechizo, se necesita un pedazo de cuerda, cable, alambre o un cinturón o correa si es un objeto más. No se pueden utilizar bandas elásticas, cinta adhesiva o cinta adhesiva. El objeto personal te rodeará con el cordón y te guardará por lo menos un mes lunar (cuatro semanas) junto con la ropa interior de la persona que realiza el hechizo. Que este período de tiempo apunte a establecer contacto entre las esencias de ambas personas. Si el objeto empleado ya contiene la esencia de la relación de ordenación, es posible omitir este paso, aunque no se recomienda. No es posible o aconsejable realizar el hechizo antes de salir para pasar el tiempo necesario como lo hace la amare no sólo podría resultar ineficaz, si no que podría hacer imposible responder a la pregunta sobre cómo seducir a un hombre.

Después de este tiempo el objeto fue recogido y, aún seducido, se introduce en una bolsa de tela o en un calcetín, dependiendo de su tamaño. Las bolsas de plástico o de papel se pueden utilizar en cualquier caso. Cuando se trata de seducir a un hombre, es esencial utilizar los elementos como se describen aquí y no hacer cambios que puedan poner en peligro el resultado del hechizo.

Una vez que el objeto ha sido introducido, el siguiente paso es clave si quieres saber cómo seducir a un hombre: colocamos la bolsa en el suelo. Cerrando tus ojos, desciende el cuerpo hacia ella, manteniendo las manos en nuestro pecho. Es esencial realizar este paso, las manos no deben tocar el suelo en ningún momento. Aún de rodillas, gravitamos hacia la bolsa para alcanzarla con los labios y la besaremos. Añadiremos y repetiremos la reverencia y el beso tres veces. Una vez terminado, nos ponemos en el pie, recogemos la bolsa y la guardamos cerca del sitio de la Casa donde guardamos la ropa íntima, junto con los objetos personales más importantes de la persona sobre la que queremos hacer el hechizo.

Una vez que los efectos de la amare son evidentes, es aconsejable agradecer su papel a las entidades que han intercedido por nosotros para que operemos. Un ritual de gratitud recomendada es recoger la bolsa después de cuatro semanas, posarla en el suelo y repetir la postración ritual, repitiendo la palabra “gracias” después de cada beso. Así que asegúrate de mantener la magia por favor si la necesitas en otro momento por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *