Amarres De Amor Caseros Gratis

 

 

Todas las relaciones de parejas tiene sus problemas sean leves graves, hay momentos de felicidad y también de tristeza. Invocó los tres angeles MIGUEL , GABRIEL Y RAFAEL para iluminar tu corazon y deshacer cualquier duda de tu amor por mi.

Ahora donde esté, con quien esté, él me buscará por que el pensamiento de él esta en mí. Y al acostarse que sueñe conmigo, y al despertarse que piense en mí y me desee; que al comer piense en mí, que al caminar que piense en mí, que en todos los momentos de su vida piense en mí. Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor todo el dia, haciendo así que el me ame más y que sienta placer solo por oír mi voz.

Las ceras deben ser completamente lisas; el color de cada vela utilizada en los trabajos cumplen una función específica: el rojo para atraer amor pasional, el verde, dominio y dinero; el blanco, matrimonio, amor, unión y protección; amarillo, dinero; ámbar, fortaleza en todos los aspectos; morado, trabajo; azul, salud, protección en el trabajo y dinero; negro, separación.

Sobre la magia blanca usted debe saber, que ningún ritual de magia blanca se va a revolver contra usted, y a “atar” su alma a los seres de la “oscuridad”, la magia blanca es “luz” es oración, son ofrendas a Santos de nuestra devoción, simplemente se utilizan elementos naturales como flores, frutos, cera, agua, perfume de flores, y los rituales de magia negra, se utilizan elementos del lado no espiritual, lo que yo llamo ingredientes del “lado oscuro”, como sangre, vísceras de animales sacrificados, flujo menstrual de la mujer, orines, excrementos, piel, uñas, cabellos, de personas a las que queremos someter y amarrar.

Hechizo de amor con azucar. Quema en cada una de ellas un papelito en el que escribirás: en el primero tu nombre, en el segundo el de la persona amada, en el tercero la fecha del viernes que estés realizando el amarre y en el último papelito y última vela, anota una frase que resuma lo que deseas, por ejemplo: ‘que la pasión vuelva a nuestras vidas’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *